jueves 17 de enero 2019

Aumenta a 21 la cifra de muertos por atentado en hotel de Nairobi

 

 

Autoridades de Kenia informaron hoy que aumentó a 21 el número de muertos a causa del atentado terrorista en un complejo hotelero y de oficinas en el norte de Naibori, capital del país, donde la policía encontró un artefacto explosivo sin detonar y detuvo a dos sospechosos.

El inspector general del Servicio Nacional de Policía de Kenia, Joseph Boinett, detalló que los fallecidos 16 eran kenianos, uno británico, uno estadounidense y tres aún se desconoce su identidad.

Confirmó que dos personas fueron arrestadas en relación con el ataque, según reportes del periódico Dayli Nation.

"Están bajo custodia policial y tenemos motivos para creer que facilitaron el ataque. Están ayudando a la policía en las investigaciones", afirmó Boinett.

Las fuerzas de seguridad de Kenia hallaron un artefacto explosivo en el hotel Dustil D2, donde el martes de registró un ataque terrorista, que fue reivindicado por el grupo yihadista somalí Al Shabab,.

La prensa local informó que expertos en bombas realizaron una detonación contralada del dispositivo.

Autoridades policiales aseguraron que todos los asaltantes fueron abatidos, uno de ellos se inmolo en un vehículo.

Unas 700 personas fueron evacuadas del complejo hotelero 14 Riverside, en el barrio de Westlands, en el norte de Nairobi, el martes luego que se registró una explosión seguida de un tiroteo.

El grupo yihadista somalí Al Shabab reivindicó el mismo martes la autoría del ataquea través de su portavoz Ali Dheere en un mensaje emitido en su radio Andalus, en el que declaró: "Los no musulmanes son nuestro objetivo y vamos a matarlos allá donde se escondan de nosotros".

Kenia ha sido escenario de varios atentados por parte del grupo terrorista Al Shabab, como represalia por la presencia en Somalia del Ejército keniano, desde octubre de 2011, para combatir a los yihadistas.

En septiembre de 2013, al menos cuatro terroristas de Al Shabab asaltaron el centro comercial Westgate en Nairobi, muy frecuentado por extranjeros, y mataron a 67 personas durante los cuatro días que estuvieron dentro del edificio, asediados por las fuerzas de seguridad.